¿Qué debo tener en cuenta a la hora de exponer a mi hijo al sol?

  • Las cremas solares no están recomendadas por debajo de los 6 meses. su piel es muy sensible a las quemaduras solares y tienen más facilidad para sufrir un golpe de calor.  Por eso, la mejor recomendación para niños de menos de 6 meses respecto al sol es que lo evites en la medida de lo posible.
  • Evitad la exposición solar directa los primeros meses de vida.
  • Salid de paseo en las primeras horas del día o al caer la tarde.
  • Proteja al bebé con ropas ligeras y tupidas.
  • Utilizad gorras y sombrillas para cubrir la cara y el cuello.
  • Utilizad cremas especiales para niños y mejor sin parabenos.
  • Utilizad una crema con factor de protección superior a 30 y que cubra tanto los rayos UVA como los UVB.
  • Optad por una crema con filtro físico (óxido de zinc y dióxido de titanio) en menores de 2 años.
  • Optad por cremas, leches o lociones solares, más hidratantes que las presentaciones con espuma o geles.
  • Aplicar la crema unos 30 minutos antes de salir de casa y repita la aplicación cada dos horas, independientemente de que sean resistentes al agua.