Signos de alarma TEA

Signos de alerta de trastornos del espectro del autismo Primer año de vida

  • Importante irritabilidad o pasividad
  • Contacto visual pobre
  • Baja capacidad de imitación
  • Sonrisa recíproca pobre o inexistente
  • No responde por su nombre
  • No sigue con la mirada la mano del cuidador cuando señala
  • Ausencia de balbuceo
  • Ausencia de gestos (señalar, adiós, etc.)

Pérdida de competencias sociales: mirada, vocalizaciones, etc. o pérdida de palabras adquiridas y competencias sociales (en torno a los 18 meses).

 

Entre los 2-3 años de vida:

  • No responde a su nombre.
  • Contacto visual pobre o ausente.
  • Escaso o nulo inicio de las interacciones espontáneas con compañeros.
  • Preferencia por la soledad.
  • Poca intención comunicativa excepto si se trata de sus intereses específicos o a nivel familiar.
  • Ausencia de lenguaje verbal o gestual, retraso en la aparición del lenguaje, o vocabulario inadecuado a la edad.
  • Marcada preferencia por algún juego u objeto
  • Resistencia al cambio. Juego repetitivo y no simbólico.
  • Reacciones exageradas a algunos estímulos sensoriales.
  • Rabietas inexplicables.
  • Estereotipias (aleteos, caminar de puntillas, correr en círculo, etc.)

 

Entre los 3 y 5 años (a nivel escolar):    

Dificultades para:

  • Seguir la rutina del aula (bata, rotllana, etc)
  • El control de esfínteres
  • Asumir los hábitos de autonomía básicos
  • Estar sentado en la silla
  • Entender las actividades planteadas (fichas)
  • Tendencia al aislamiento
  • Dificultades para relacionarse con los demás niños
  • Preferencia por el juego en solitario
  • Ausencia de picardía
  • Poca reciprocidad con los otros niños
  • Dificultades para comprender dinámicas de tipo grupal
  • Juego repetitivo, preferencia por los juegos de tipo mecánico
  • Dificultades simbolización.
  • Presencia de manías, preferencia por objetos
  • Dificultades para las transiciones o cambios
  • Dificultades para controlar los estados de ánimo